El 18 Agosto de 2016 caen vagones de tren con sustancias Toxicas a Rio Toltén; El 7 abril de 2017 recién se retira el último vagón sumergido. (TVN, 2017)

De acuerdo a las declaraciones recogidas por el diario “El Mercurio” (2016), el tren, informó la empresa Fepasa, circula habitualmente entre Temuco y San José de la Mariquina, y pese a la magnitud del hecho, no se registraron víctimas fatales ni tampoco heridos. Ello, gracias a que el maquinista quien no fue identificado, narró que al ingresar al viaducto pensó que había comenzado a temblar y al ver que la estructura cedía desconectó la locomotora de los carros y aceleró. Eso lo salvó de caer al agua.

La preocupación, entonces, se centró en la carga. La compañía indicó que el ferrocarril movilizaba “productos químicos y combustibles” y que tras ocurrir el accidente se activaron los protocolos de emergencia, por lo cual al lugar concurrieron personal y medios especializados. (El Mercurio, 2016)

“Hay siete vagones que están en el lecho del río”, confirmó la directora de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) en La Araucanía, Jeannette Medrano. Tres de los vagones contienen soda cáustica y los otros cuatro transportaban petróleo, añadió. “Este es un río muy caudaloso, por lo tanto no hay visión desde la superficie del estado en que puedan estar estos vagones”, recalcó. (El Mercurio, 2016)

Ahora vamos a conocer a Toltén como localidad. Esta es una comuna de Chile, ubicada en la provincia de Cautín, región de la Araucanía. Su capital comunal, Nueva Toltén, se localiza 100 km. de Temuco, y cuenta con 2.293 habitantes. (Municipalidad de Toltén, 2017)

Evidentemente es una localidad pequeña pero tenemos las mismas problemáticas que puede tener una comuna grande, así que no podemos descartarlos del mapa por ser menos, o hacer vista gorda de lo que ahí ocurre.

Llevamos 9 meses desde que ocurrió una de las tragedias ambientales más terribles y lentas de solucionar últimamente en Chile y aún no se inicia un juicio en el que las partes expongan sus argumentos para que se delibere quien es el culpable de este crimen a la naturaleza.

Por un lado tenemos a FEPASA y a EFE, que son las empresas “aliadas” en este caso, por otro lado tenemos al gobierno y a la localidad directamente afectada, pero realmente, ¿es el gobierno un aliado o un cómplice enemigo de lo sucedido?, el gobierno sea cual sea su administración se caracteriza por un denominador común, tienen una muy lenta reacción ante las catástrofes.

Si no fuera porque las autoridades regionales hubieran puesto presión en las empresas, esta situación se hubiese dilatado aún más.

¿Y porque planteo esta pregunta?, digo esto porque el gobierno es experto en lavarse las manos a la hora de apuntar culpables en este tipo de situaciones.

Tenemos una política tan poco proteccionista con nuestro país, tan pobre, tan mediocre, que puede llegar cualquier empresa nacional o extranjera a reírse en nuestras caras mientras tanto el gobierno aplaude su aporte a la economía y llena las arcas fiscales de dinero a costa de destruir nuestra propia tierra.

¿Deberíamos esperar tanto para sacar 7 carros con sustancias toxicas de un rio, que para rematar es caudaloso y se lleva más rápido el sedimento?

Mi respuesta es no, está más que claro que al gobierno no le interesa lo más mínimo afrontar las problemáticas cuando se tienen que abordar conflictos con grandes empresas, como es el caso de FEPASA y EFE.

Agregando la guinda de la torta, EFE sostiene que en el rio no hay signos de contaminación en el rio, para contextualizar esto cabe recalcar que los carros fueron sacados en transmisiones en vivo en canales de televisión, y tanto autoridades, operarios de la extracción de los carros, personas que miraban la operación a lo lejos, se dieron cuenta que un vagón completo estaba vacío.

Estamos hablando de una cantidad inmensa de sustancia toxica volcada en el rio, pero aun así EFE insistió en su postura.

Debemos asumir entonces que para EFE volcar un carro completo de sustancia toxica a un rio no es “contaminante”. Claramente a esta empresa no le interesa lo que le pase al medioambiente, su enfoque es total y completamente económico.

Por esto es que el gobierno debería encargarse de legislar para proteger su riqueza medioambiental, está más que claro que todos queremos progreso económico para el país, pero a costa de que ¿de destruir la tierra que nos sostiene?, claramente las autoridades a cargo, sean del gobierno que sean están lejos de demostrar una ética correcta para el país.

Tal como al privado (en su mayoría empresas extranjeras) que tala nuestros bosques, se lleva nuestro cobre, extrae nuestros salmones y vuelca sustancias toxicas a nuestros ríos. Al gobierno solo le interesa mantener al país desde un punto de vista económico.

Una administración gubernamental con enfoque de empresa privada nos mantiene activos y estables económicamente, pero el día en que estos personajes del gobierno que venden nuestro país se den cuenta del error y la catástrofe ecológica que han causado por producir dinero, ya será tarde.

Nuestro océano, nuestros bosques, nuestros ríos, e incluso los mismos extranjeros que invierten grandes capitales en estos rubros, desaparecerán.

Y nuestro país verde lleno de ríos, lagos y océano, se mancharan con colores oscuros, tal como se ha ensuciado nuestro rio Tolten con colores oscuros por culpa de la contaminación.

Por: Diego Iturrieta Gajardo.

Anuncios