(Por Francisca Abarca y Claudio Morales,Mayo 2017)Resultado de imagen para apego dibujo madre e hijo

Bueno para introducir al tema definiremos ¿qué es el apego?, el apego es el primer vínculo afectivo que se establece entre el recién nacido y los padres (esencialmente la madre) o los adultos que cumplan ese rol.  Este vínculo se va creando y fortaleciendo día a día, por medio de la entrega de los cuidados básicos y la satisfacción de sus necesidades básicas, cuando éste se hace con cariño. (Unicef Chile,2017)

Autores como John Bowlby aseguran que es de suma importancia el apego y el afecto entre un recién nacido (o niños de corta edad) y su madre, ya que esto incrementa la salud mental del menor, al momento de que ambos experimentan la satisfacción y el goce mediante el calor, la intimidad y la relación constante. El autor plantea que el apego es lo más importante en lo que se denomina la primera infancia.( Universitas Médicas,2007)

La primera infancia según UNICEF es la etapa que va desde la gestación y nacimiento hasta los 8 años. Esta etapa es crucial para el desarrollo del menor que va directamente ligado con el apego, porque como dijimos anteriormente, el apego es la satisfacción de las necesidades básicas, como lo son: el comer (nutrición), el acceso a servicios de salud, educación inicial, incluyendo la estimulación por parte de los padres. Además en la primera infancia los niños experimentan rápidos y profundos cambios, principalmente en el desarrollo del cerebro en los 3 primeros años de vida que, es un eje central del crecimiento integral ya que es donde ocurren o deben ocurrir los eventos más importantes de su maduración. Este desarrollo es producto de experiencias cognitivas y emocionales que se organizan en patrones de intensidad y naturaleza de esas experiencias. Así el cuidado, cálido y estimulante tiene profundo impacto sobre el niño, pues si la nutrición y salud (componentes principales del apego) son deficientes en los primeros meses y años de vida del niño, su desarrollo se retrasa o debilita. (Unicef Chile, 2017)

El psicólogo Bowlby dice que es la madre quien alimenta al niño, lo asea, lo abriga, y quien le presta las atenciones que constituyen las respuestas frente a las primeras necesidades de bienestar. La ausencia de esta relación materno-filial se llama privación materna, es un concepto amplio que comprende varias situaciones como, por ejemplo, cuando el menor vive en la misma casa que la madre y ésta es incapaz de privarle el cuidado amoroso que necesita, o cuando por cualquier motivo se le separa de su madre, una madre ausente temporal o completamente, ante estas situaciones angustiantes se genera un vínculo inaccesible e inseguro, en el que el niño crece sumido en angustia y la ira o enojo. Esto desencadena varios efectos contraproducentes que varían en intensidad y conducen a la movilización de emociones e impulsos en la organización mental del menor inmaduro fisiológica y psicológicamente. El desorden en la organización psíquica del menor desencadena síntomas neuróticos y de inestabilidad.(Universita Médicas, 2007)

Bueno y hemos hablado de un apego ideal durante este análisis el “apego seguro”. Pero no solo existe este tipo de apego sino también hay tres tipos más: el ambivalente, evitativo y desorganizado. (Ainsworth, et al., 1978)

El apego seguro es el que todos deberían tener, el óptimo y cuando se ha desarrollado, al menor se le hará posible explorar, sobre una base de seguridad y confianza en el mundo que lo rodea. Así podrá alcanzar las diversas tareas del desarrollo, llevando éste a su máximo potencial, si las condiciones de su entorno son favorables. (Marvin & Britner, 1999)

Después de todo lo dicho anteriormente sobre el apego y como debe formarse, podemos concluir que éste es de gran importancia para un buen desarrollo fisiológico, psicológico, emocional y social del menor sobre todo en los primeros meses de vida que es donde se genera el mayor y más íntimo lazo madre-hijo y los primeros 3 años de vida que son en los cuales se ve el desarrollo cerebral que es lo primordial para el resto de la vida del menor. Genera un efecto negativo al haber ausencia de apego causando síntomas neuróticos y de inestabilidad. Además cuando hay un vínculo inseguro, el niño se ve sumido en la angustia e ira. Por último dar a conocer que le apego óptimo es el “apego seguro” que permitirá al menor explorar con confianza y seguridad el mundo que lo rodea, ya que logró un desarrollo óptimo que le permite alcanzar su máximo potencial siempre y cuando se desenvuelva en un ambiente favorable.

Bibliografía

1. http://unicef.cl/web/primera-infancia/

2. Bowlby J. Los cuidados maternos y salud mental, OMS, Washington 1968.

3. Bowlby J. Una base segura, Aplicaciones clínicas de la teoría del apego, Buenos Aires, Paidós, 1989.
5. Ainsworth, M. D. S., Blehar, M. C, Waters, E. & Wall, S. (1978). Patterns of attachment: A psychological study of the strange situation. Hillsdale, NJ: Erlbaum.
6. Marvin, R. & Britner, P (1999) Normative development: The ontogeny of attachment. En J. Cassidy & P Shaver (eds.) Handbook of Attachment: Theory, Research, and Clinical Applications (pp. 44- 67). New York: The Guilford Press.
Anuncios