Para comenzar, me gustaría retroceder en el tiempo, el “momento de oro” para los niños en la televisión abierta. Programas como Tronia, Zoolo tv, Cachureos, El Mundo del Profesor Rossa, por nombrar algunos, era la gran entretención de muchos niños luego de su llegada del colegio. Pero la pregunta que me surge es ¿por qué sacaron de pantalla estos programas? ¿fueron realmente los niños quienes dejaron de interesarse por estos programas o fueron los canales que dejaron de pensar en los más pequeños del hogar?

Pablo Christiny, Director Ejecutivo de la Fundación Nativo Digital, quien además ha trabajado como director y productor de TV Infantil en Chile, Nueva Zelanda, Dinamarca y Alemania, autor del estudio ¿Qué ven y quieren ver los niños chilenos en la TV?; responsabiliza de la desaparición de los programas mencionados a dos cosas: la audiencia infantil dejó de ser interesante para los canales y les resultaban muy caros de producirlos. “Eran programas semanales, con equipos grandes, de mucha factura. Ahora los canales prefieren apostar por equipos pequeños con mayor impacto en la audiencia de los 18 a los 45 años, que es el segmento económicamente activo”.

Aún cuando el consumo diario promedio de la televisión abierta en niños y niñas menores de 13 años son de 2,2 horas de lunes a viernes y 2,4 horas los fines de semana, los canales prefieren dar programas del tipo informativo (17.1%), de conversación, ya sea farándula y matinales, (15%) y telenovelas (14,4%).

¿A qué se deberá esto?  El autor del estudio mencionado anteriormente, Pablo Christiny sostiene que para ellos (los canales de tv), el niño no tiene poder adquisitivo, pero no se han dado cuenta que tienen decisión de compra. Los mayores rating en el cable los alcanzan los canales de programación infantil. La TV abierta necesita cautivar una audiencia económicamente activa y para lograr eso tiene que sostener una audiencia durante todo el día, ir construyéndola desde las 15:00 hrs., incorporando a nuevos actores. Si mantienes la franja infantil entre las 16:00 hrs y las 19:00 hrs., como en otros países, probablemente disminuya la cantidad que entra a tu señal y se mantenga así, por lo tanto tienes menos rating, o sea, menos recursos. Los ejecutivos de los canales tienen aversión al riesgo, más aún en TV infantil. Le cedieron esta batalla al cable”.

Tendiendo en cuenta la baja programación para los menores, ¿cree que los niños dejaron de ver televisión? La respuesta es no. Según el anuario estadístico sobre la oferta y consumo de TV abierta del Consejo Nacional de Televisión, el 24 % de los niños que consumen televisión abierta en días de la semana, lo hace entre las 22:00 y la 01:59 horas, concentrando su atención a programas con contenido para adultos.

“Si tú les das hamburguesa con papas fritas todos los días a los niños, les va a encantar. Van a decir que es lo mejor. Pero en el largo plazo tendrán serios problemas de salud. Lo mismo pasa con los contenidos audiovisuales. Si tú les das contenidos poco sanos a los niños, afectarás en distintos ámbitos su desarrollo sicosocial”, opina Pablo Christiny.

Por otro lado, Ximena Muñoz, experta en psicología infantil de la Universidad Católica y presidenta del “Primer Congreso de Roscharch y otras técnicas en Chile”, explica que “entre los 5 y los 12 años, los niños tienen medianamente armado el desarrollo psíquico”, cuenta. “Pero si a esa edad –prosigue– se introducen temáticas ajenas a su edad, gran parte de la energía dispuesta en la tarea de vínculo, en la cognitiva y en el desarrollo social, se desvía, se reduce la energía psíquica y esto puede derivar en psicopatologías”, advierte.

Para finalizar, luego de haber informado acerca de los niños y la televisión de hoy en día, solo me queda crear conciencia para que las familias regulen el uso de medios entre los niños, y si no hay una programación apta para los pequeños, buscar alternativas, porque esto puede afectar el buen desarrollo del menor.

 

Daniela Alarcón.

 

Anuncios